ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2019 > 2019/12 > La guerra sucia del Gobierno británico

La guerra sucia del Gobierno británico

Entre los escenarios catastróficos imaginados por los oponentes al brexit, uno de los más verosímiles sería una reactivación del conflicto que desgarró a Irlanda del Norte entre 1968 y 1998.

por Daniel Finn, diciembre de 2019

El concepto de “Estado profundo” es recurrente en el vocabulario político. Originalmente, remitía al entramado que unía las instituciones represivas del Estado, el crimen organizado y la extrema derecha en países que vivieron dictaduras militares, como Grecia y Turquía. Su contenido quedó desdibujado al adueñarse de él los partidarios del brexit y los seguidores del presidente estadounidense Donald Trump. Lo que estos llaman “Estado profundo” no es sino el Estado en sí, la “gobernanza permanente” de funcionarios y jueces con quienes cualquier poder electo ha de contar.

En el Reino Unido, el “Estado profundo” tomó sin embargo una forma tangible durante el llamado periodo “de los Disturbios” en Irlanda del Norte. Se dio en aquel momento un enfrentamiento entre las fuerzas nacionalistas, favorables a la reunificación de Irlanda y mayoritariamente católicas, y los grupos lealistas, protestantes y dispuestos a cualquier cosa con tal de que Irlanda del Norte permaneciera en el (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.