ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2019 > 2019/12 > En el Tíbet, una visita muy guiada

En el Tíbet, una visita muy guiada

Cuando se recorre la región autónoma del Tíbet –con escolta, por supuesto– no se ve ninguna guarnición militar china y poquísimos policías. Todo parece tranquilo. El poder central ha pasado de la represión a ultranza a un sistema de libertad religiosa y cultural bajo condiciones.

por Martine Bulard, diciembre de 2019

El budismo te vuelve loco. Al menos eso podría pensarse ante el revuelo que rodea a la futura sucesión del decimocuarto Dalái Lama, Tenzin Gyatso, de 84 años de edad. En Pekín, el Partido Comunista Chino (PCCh) pretende designar –incluso elegir– a la reencarnación del “Buda Viviente” que sustituirá al odiado líder. El 9 de noviembre, en Nueva York, el embajador de Estados Unidos ante las Naciones Unidas (ONU), Samuel Brownback, hizo un llamamiento a la docta asamblea para que “se implicara” en el proceso de nombramiento. En Dharamsala (la India), los tibetanos en el exilio sostienen que el máximo representante del budismo tibetano puede reencarnarse en cualquier lugar.... excepto en el Tíbet. Esto dice mucho de esta región china donde la identidad cultural y las creencias religiosas, las aspiraciones de autonomía y las cuestiones geopolíticas están entrelazadas.

Huelga decir que hacer un reportaje allí no es como irse de caminata (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.