ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2014 > 2014/08 > El cinismo, valor en aumento en el management

Convertir la amargura en eficacia

El cinismo, valor en aumento en el management

En el trabajo, en muchos casos, la “cultura de empresa” y la motivación de los asalariados han reemplazado a las estructuras restrictivas. Pero en algunos sectores, como el mundo de la consultoría y de la banca, es difícil persuadirse de que se actúa por el bien de la humanidad. Paradójicamente, la amargura puede entonces revelarse como un aliado potente del management y garantizar la cohesión de los equipos de trabajo.

por Clarice Victor, agosto de 2014

En el trabajo, la “cultura empresarial” y las reglas informales han reemplazado a las estructuras coercitivas. Pero los asalariados, y entre ellos los ejecutivos, no son tontos. Erigen en norma las brechas creadas entre su realidad y un discurso oficial ­relajado. El cinismo se revela paradójicamente como un aliado poderoso de la organización laboral y garantiza su cohesión.

“Los consultores de Stanwell se preparan para recibir candidatos despeinados”. En un spot publicitario para el lanzamiento de una campaña de reclutamiento del gabinete Stanwell, consultoría especializada en management parisino, un joven actor que representa el papel del seleccionador del personal, denominado “Paul Stanwell”, se entrena para dirigir las entrevistas. Frente a él, el candidato está representado por un ventilador que tira una poderosa corriente de aire y desbarata el orden de su material de escritorio así como su atildada apariencia de ejecutivo: traje, corbata, aire grave e impasible. El tono (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Acceso gratuito a nuestros contenidos hasta el 12 de abril debido a la situación excepcional provocada por el COVID-19.

NECESITAMOS TU APOYO

La prensa libre e independiente está amenazada, es importante para la sociedad garantizar su permanencia y la difusión de sus ideas.

P.-S.

Este artículo está inspirado en un estudio etnográfico secreto realizado en su lugar de trabajo –la consultora llamada aquí XYZ– entre 2011 y 2013.