ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2013 > 2013/09 > Duro exilio de los birmanos en Tailandia

MANO DE OBRA BARATA PARA LAS PESQUERÍAS

Duro exilio de los birmanos en Tailandia

Los rohingyas, minoría musulmana perseguida en Birmania, se apiñan en campos de Tailandia, que les amenaza con expulsarlos. Pero la inmigración laboral, en la frontera entre los dos países, continúa alimentando las fábricas, ya que los birmanos ocupan puestos penosos y mal remunerados. Como en Ranong.

por Xavier Monthéard, septiembre de 2013

A lo largo de Ranong, el principal puerto de pesca de Tailandia –tercer exportador mundial de pescado y de productos pesqueros con sólo sesenta y nueve millones de habitantes– los barcos de arrastre surcan sin descanso el mar de Andaman. De los millares de toneladas de pescado que se extraen, dos tercios parten hacia Asia Oriental, Europa y América, y el resto es envasado inmediatamente en los barrios aledaños. Un fuerte hedor emana de las fábricas protegidas por altos muros.

¿Cuál es la razón de tanta discreción? Los dirigentes de estas empresas no quieren hacer publicidad de su principal fuente de rentabilidad: los birmanos que un día franquearon el estrecho brazo de mar que separa los dos países para venir a trabajar en sus barcos y en sus talleres. ¿Están en situación regular o irregular? ¿Se les paga correctamente? ¿Se los respeta? ¿Incluso a los adultos? Estas preguntas no son de (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.