ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2014 > 2014/09 > Dilema para las milicias ucranianas

¿Proseguir la revolución o combatir el “separatismo”?

Dilema para las milicias ucranianas

El presidente ucraniano Petro Poroshenko instaba, el pasado 18 de agosto, al ejército y a los batallones de voluntarios progubernamentales a reagruparse para asediar los bastiones insurgentes prorrusos en el este del país. Desde el principio de la primavera, la ofensiva de Kiev ha producido más de dos mil muertos. El Gobierno, alentando la fibra patriótica, busca canalizar a los protestarios de este invierno enrolándolos para el frente de Donbass.

por Hélène Richard, septiembre de 2014

“El caos empieza cuando cada uno cree que puede interpretar la ley según su propio criterio.” El tono cuidado del procurador, un coloso de ciento cincuenta kilos, no impidió percibir claramente la tensión que reinaba, el pasado 25 de julio, en la procuraduría de Jmelnitsky, ciudad mediana de doscientos sesenta mil habitantes en el corazón de Ucrania occidental. Una secretaria se acercó para pedir a la veintena de jóvenes vestidos con ropa de combate negra y botas militares, todos con porra en el cinturón, que esperaran mientras el procurador recibía a sus jefes, Yuri Lutsiuk e Iván Kuchnir.

“Nosotros somos una organización registrada –argumenta Kuchnir–. Queremos respetar la ley. Repudiamos la violencia. Por el momento, se puede hablar con gente como nosotros, empresarios, pero pronto, si esto continúa, va a haber una revolución proletaria”. Al exponer sus quejas, estos dos jefes de empresa, al frente de una milicia, dan una de (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.