ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2018 > 2018/12 > Delicuescencia del poder camerunés

Revuelta y represión en las regiones anglófonas

Delicuescencia del poder camerunés

Las dos regiones anglófonas de Camerún atraviesan una crisis política sin precedentes desde finales de 2016. En la actualidad, los separatistas organizan impresionantes secuestros de docentes o de alumnos y los enfrentamientos con el Ejército se multiplican. La reelección del presidente Paul Biya en octubre, después de treinta y cinco años ya de reinado, no ha hecho más que avivar unas tensiones muy arraigadas.

por Christine Holzbauer, diciembre de 2018

Los anglófonos de Camerún, atrapados entre los independentistas –que los extorsionan– y el Ejército –que reprime a ciegas–, siguen esperando que se inicien negociaciones sobre el estatus de su región. La violencia impidió que la mayoría de ellos acudiera a votar en las elecciones presidenciales del pasado 7 de octubre. Como era de esperar, el presidente Paul Biya, en el poder desde 1982, volvió a ser elegido con el 71% de los votos emitidos. Superó ampliamente a sus ocho rivales, especialmente a Maurice Kamto, del Movimiento para el Renacimiento de Camerún (MRC), que obtuvo el 14% de los votos, y a Joshua Osih, del Social Democratic Front (SDF), con el 3%. La explicación de este bajo resultado del SDF, adversario anglófono histórico de Biya, se encuentra en el recrudecimiento de los ataques y de la violencia de todo tipo en la zona anglófona, donde el índice de participación no superó (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.