ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2011 > 2011/04 > México dejó de ser independiente

De la tentación de la No-Alineación a la alianza estratégica con Estados Unidos

México dejó de ser independiente

París multiplica sus movimientos en torno al caso de Florence Cassez, la mujer francesa acusada de complicidad en varios secuestros y condenada por la justicia mexicana a sesenta años de cárcel. México hace alarde de su inflexibilidad y pone de pretexto su independencia. Sin embargo, con respecto a Estados Unidos sabe mostrarse mucho más transigente.

por Jean-François Boyer, abril de 2011

El alineamiento de la diplomacia mexicana con la de Washington desde la llegada al poder del presidente Calderón, en 2006, contrasta fuertemente con la independencia que exhibe Brasil respecto a Estados Unidos.

En diciembre de 2009, tras el derrocamiento del presidente hondureño Manuel Zelaya, México –como Washington– reconoce la legitimidad de las elecciones que llevan a Porfirio Lobo al poder; Brasil y la Unión Europea las declaran ilegítimas.

En mayo de 2010, al día siguiente de la iniciativa turco-brasileña que propone una alternativa a las amenazas de Naciones Unidas contra Irán –sobre la base de un acuerdo de intercambio de combustible nuclear–, México vota a favor de nuevas sanciones contra Teherán, junto con los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, impulsados por Washington. Un mes después, durante el debate en el Consejo de Seguridad sobre el abordaje israelí a la flotilla humanitaria destinada a Gaza, México apoya la resolución propuesta por (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.