ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2009 > 2009/07 > Brasil, un gigante encadenado

Un modelo amenazado por la dependencia financiera

Brasil, un gigante encadenado

En Ecuador, Rafael Correa, gracias a una política que él calificó de “social y solidaria”, y que reforzó el papel del Estado, fue reelegido desde la primera vuelta de las elecciones presidenciales del 26 de abril. En Panamá, el 3 de mayo, tras un mandato decepcionante, en cuanto a la reducción de la pobreza, del socialdemócrata Martín Torrijos, Ricardo Martinelli, un hombre de negocios de perfil berlusconiano, derrotó a la candidata del Partido Revolucionario Democrático (PRD), Balbina Herrera. Ésta, desmarcándose de la izquierda “radical” del continente, evocó al brasileño Lula da Silva y a la chilena Michelle Brachelet. Esta derrota tiene bastante importancia ante la perspectiva de las elecciones de 2010, tanto en Chile como en Brasil. En este país, y más allá de algunas reformas sociales importantes, la izquierda podría entrar seriamente en dificultades si Lula no modifica los legados de sus predecesores –aunque él los califique de “herencia maldita”–.

por Renaud Lambert, julio de 2009

Mayo de 2008. La economía estadounidense inicia su descenso a los infiernos. ¿Y en Brasil? Todo bien, gracias. El presidente Luiz Inácio Lula da Silva estima que su país “vive un momento mágico”. Tras un alza del Producto Interior Bruto (PIB) del 5,67% en 2007, el gobierno mantiene la moral en alto. Qué más da lo que pasa en otras partes: el crecimiento continuará “al ritmo actual durante los próximos quince o veinte años”.

Octubre de 2008. El sistema financiero internacional se derrumba. ¿Y en Brasil? Nada de que preocuparse. “Allá (en Estados Unidos) la crisis es un verdadero tsunami. Aquí, si llegara, sólo sería una olita, demasiado pequeña incluso para surfear”, tranquiliza en un discurso del 4 de octubre un Presidente con humor hawaiano. “El desacople ya se produjo”, reafirma algunos meses más tarde Luciano Coutinho, director del Banco Nacional de Desarrollo (BNDES) validando una teoría según la cual el (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.