ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2008 > 2008/06 > Anhelados cambios en Cuba

¿Empieza una nueva era?

Anhelados cambios en Cuba

Desde que fue elegido Presidente de Cuba, el 24 de febrero pasado, Raúl Castro ha venido impulsando un serie de importantes cambios reclamados, en un amplio debate nacional, por los ciudadanos. Esas medidas alivian y mejoran la calidad de la vida cotidiana. Y se producen en un contexto internacional favorable para La Habana, con su adversario tradicional –Estados Unidos– paralizado militarmente en Irak y atrapado en el plano interior por la campaña electoral para la Presidencia.

por René Vázquez Díaz, junio de 2008

Cuando Fidel Castro enfermó en 2006 no se hicieron realidad ninguno de los escenarios que se habían inventado para una Cuba post Fidel. Los cubanos no se lanzaron a la calle pidiendo venganza. La estabilidad del régimen permaneció intacta. La Revolución mostró que no necesitaba la dirigencia de Fidel para seguir adelante. Raúl Castro se hizo cargo del Gobierno y la lealtad de los cubanos sorprendió a muchos “cubanólogos”. Las muestras callejeras de júbilo sólo se produjeron en Miami. En Cuba se realizó un debate nacional sobre cómo se deben solucionar los problemas viejos y los actuales. La gente criticó a sus dirigentes y sus instituciones en una consulta profunda, que se ha convertido en un proceso permanente. Ya se han tomado algunas medidas; otras van en camino.

La agricultura se está descentralizando. Los campesinos pequeños y las cooperativas pueden adquirir insumos y otros materiales sin la intervención paternalista del Estado. (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

P.-S.

Edición española