ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2008 > 2008/06 > El proyecto del “National Geographic”

Detrás de la ciencia, un filón comercial

El proyecto del “National Geographic”

Según el matemático Saharon Rosset, la humanidad se habría dividido hace aproximadamente cien mil años en África en dos ramas que no habrían tenido contacto durante los cincuenta mil años siguientes. Estos resultados se basan en datos recolectados por el proyecto Genographic. Lanzado por la revista National Geographic, en colaboración con IBM, este programa científico tiene como ambición recrear la epopeya de las migraciones humanas, mediante test de ADN practicados masivamente sobre la base de un voluntariado… científico.

por Pierre Darlu, junio de 2008

Los tiempos en que la investigación genealógica era un pasatiempo exclusivo de jubilados que buscaban datos en los archivos polvorientos de los ayuntamientos rurales, han quedado definitivamente atrás: la biotecnología y la informática se apoderaron de este terreno. Actualmente se ofrece al público una amplia gama de productos, que responden a los interrogantes existenciales sobre el origen de la humanidad, sobre sus lazos familiares, o su pertenencia comunitaria. Se recurre a los conocimientos de expertos en genética para dar un tono científico a esos requerimientos apremiantes, que a veces responden a intenciones menos neutras: búsquedas clandestinas de paternidad, aplicación de legislaciones para reglamentar las corrientes migratorias...

Por su lado, el “Proyecto Genographic” tiene ambiciones más elevadas. Ese programa mundial de estudio genético de las poblaciones, sin ninguna implicación médica, está dirigido a los lectores de la revista National Geographic, y encierra una promesa: “Emprender una investigación única, destinada a reconstituir la (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

Recuadro

El nuevo elixir

DossierDetrás de la ciencia, un filón comercial

Una disciplina punta, la genética, afecta a las bases mismas de la vida. Una tecnología invasora, Internet, transforma poco a poco la actividad humana. La confluencia de ambas acaba de producirse. Los inversores se regodean al respecto, mientras que los científicos discrepan.
  • Detrás de la ciencia, un filón comercial

    Una disciplina punta, la genética, afecta a las bases mismas de la vida. Una tecnología invasora, Internet, transforma poco a poco la actividad humana. La confluencia de ambas acaba de producirse. Los inversores se regodean al respecto, mientras que los científicos discrepan.
  • Genética personalizada, ¿realmente vale la pena?

    Catherine Bourgain
    Tras haber colgado en Internet las publicaciones profesionales, los estados de ánimo y la lista de sus amistades, el “homo digital” soñaría con “compartir” en la red sus datos médicos personales…y su información genética.

    Recuadro: Léxico

  • ¿De quién es el ADN?

    Franz Manni
    Las tres letras ADN sufren las consecuencias de un “contexto” indiscutiblemente menos favorable que las letras LSD en sus tiempos de gloria. Aluden a una sustancia inquietante, misteriosa, casi inmaterial... Y sin embargo: cada célula de nuestro cuerpo contiene dos moléculas de ADN.

    Recuadro: ¿Patentar la información genética?

    Recuadro: Los límites “del fichado”

  • La inocencia, gracias al ADN

    Marie Agnès Combesque
    Iniciado en Nueva York en 1992, el proyecto Inocencia ha logrado la libertad de 216 detenidos, 16 de los cuales estaban condenados a muerte, recurriendo a los análisis de ADN. Esto ha contribuido a hacer dudar a la opinión pública estadounidense respecto de la pena capital.