ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2013 > 2013/04 > A la búsqueda de la nación rutena

Las fronteras se mueven, las poblaciones desaparecen

A la búsqueda de la nación rutena

por Laurent Geslin y Sébastien Gobert, abril de 2013

En una pequeña sala de consultas del hospital de Moukatcheve, el doctor Yevhen Zupan, presidente del Consejo nacional ruteno, pone sus gafas sobre la mesa antes de tomar la palabra con gravedad. “El Estado no nos reconoce como una nacionalidad propia, sino como una subcategoría de los ucranianos. Sin embargo, nosotros somos un pueblo, con una lengua y una cultura propias”. En el censo de 2001, diez mil personas se declararon “rutenas” en Transcarpacia. “Los datos fueron falsificados pues somos 800.000 –recalca el Dr. Zupan–. Los nacionalistas ucranianos tienen miedo de que un día pidamos la autonomía territorial”. En 1991, con el desmoronamiento de la Unión Soviética, Ucrania hizo un referéndum sobre su independencia. Y, entonces, se les planteó un cuestión particular a los habitantes de Transcarpacia, invitándoles a pronunciarse sobre una eventual autonomía de la región. Un 78% de la población lo hizo a favor de la autonomía, pero (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.