ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2016 > 2016/08 > Votar más veces no es votar mejor

Proliferación de los proyectos de referéndum

Votar más veces no es votar mejor

Según el resultado obtenido o esperado, la opinión de los comentaristas y de los dirigentes políticos sobre el referéndum cambia por completo. Es adulado cuando la respuesta es la deseada y se pone en la picota cuando ésta no gusta. A pesar de que este tipo de consulta, rechazado durante mucho tiempo por la izquierda, puede aparecer como el no va más de una democracia en crisis, su banalización conlleva ciertos peligros.

por Alain Garrigou, agosto de 2016

La coincidencia quiso que, con tres días de diferencia y mediante un referéndum, los británicos se pronunciaran sobre su adhesión a la Unión Europea y los electores del departamento francés de Loire-Atlantique sobre la construcción del aeropuerto de Notre-Dame-des-Landes. Las dos cuestiones, de envergadura muy distinta, muestran la plasticidad de este tipo de consulta: una acerca de un tratado internacional, la otra sobre un problema local. La especificidad del referéndum como procedimiento democrático se basa en que puede aplicarse a todo. Los llamamientos a otras consultas de este tipo se multiplican hoy en día: en los Países Bajos o en Eslovaquia se contempla la posibilidad de votar sobre la salida de la Unión Europea; en Francia, Marine Le Pen (del Frente Nacional) reclama un referéndum sobre la retirada del país de la zona euro, y Nicolas Sarkozy sobre un futuro tratado europeo que daría la espalda a los Acuerdos de (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.