ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2009 > 2009/02 > ¡Vergüenza ante el sufragio universal!

Inédito

¡Vergüenza ante el sufragio universal!

Proudhon fue encarcelado, desde el 7 de junio de 1849 al 4 de junio de 1852, en la prisión de Sainte Pélagie, París, por un delito de “ofensa al presidente de la República”. Es allí donde vive cuando se produce, el 2 de diciembre de 1851, el golpe de Estado en el que triunfó Luís Napoleón Bonaparte. Los cuadernos que escribe concienzudamente en la época –y de los cuales aquí publicamos algunos extractos– muestran su profunda decepción respecto del sufragio universal directo, al que culpa de la instauración del Segundo Imperio. Con una violencia a la altura de su rencor, Proudhon no se decanta ni por un proletariado “imbécil” ni por una burguesía “cobarde” y “codiciosa”, quienes sin embargo intentaba reconciliar.

febrero de 2009

4 de diciembre de 1851:

“Me levanto a las 5 y media de la mañana. Tuve un sueño afiebrado, irritante, con intolerables latidos de arterias. La crisis es horrible. (…) Un infame aventurero, elegido por una ilusión popular para presidir los destinos de la República, aprovecha nuestras discordias civiles para destrozar la Constitución, suspender las leyes, expulsar o encarcelar a los representantes, asesinar por medio de sus satélites a aquellos que, resistiendo, cumplen el más sagrado de los deberes; se atreve a exigirnos, con el cuchillo al cuello, la tiranía. París se parece en este momento a una mujer atada, amordazada y violada por un malhechor. Si yo fuera libre, me enterraría bajo las ruinas de la República con los ciudadanos fieles o bien me iría a vivir lejos de una patria indigna de la libertad.”

9 de diciembre de 1851:

“Pasé una mala noche. La pena me persigue; aprensiones de (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

DossierLos anarquistas

¿Está de moda el anarquismo? Esa es la impresión que se tiene tras observar la obsesión de la policía y de los medios de comunicación por los “movimientos anarco-autónomos”.
  • La CNT, las claves del enigma español

    Ángel Herrerín López
    En España, durante el período republicano y la Guerra Civil, el anarcosindicalismo desempeñó un papel de capital importancia. Una situación que contrasta con la que prevalece hoy día, el movimiento anarcosindicalista prácticamente ha desaparecido de la sociedad española.
  • Una indocilidad contagiosa

    Claire Auzias
    Es extraño que los anarquistas no participen, junto con otros, en las luchas sociales. Pero, desde las federaciones de sindicatos hasta el amor libre y desde el sindicalismo revolucionario hasta la insumisión, los anarquistas se
  • Apelativos poco controlados

    Jean-Pierre Garnier
    Durante mucho tiempo, los términos “anarquista” y “libertario” fueron indisociables para los militantes, encuadrados o no en las organizaciones epónimas.

    Recuadro: Citas

  • El intratable Pierre-Joseph Proudhon

    Edward Castleton
    ¿Qué conocemos del pensamiento de Pierre-Joseph Proudhon doscientos años después de su nacimiento? Una fórmula: “La propiedad es un robo”, pero nada más.