ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2005 > 2005/07 > The Ecologist

En las revistas

The Ecologist

Nº 21. Abril-Junio 2005

julio de 2005

“La infinita mayoría de problemas que asuelan a nuestra infancia, como los que asuelan a toda la Humanidad y a Gaia, son productos de una sociedad en decadencia que da prioridad a la economía y a una fraudulenta idea del progreso. Para más inri, la economía y el hipotético progreso están exentos de consideraciones morales y espirituales. Todo lo que importa, lo único que importa, es que la máquina económica siga funcionando. Para ello habrá que sacrificar el medio y nuestro futuro, pero no importa, porque el hombre moderno jamás hace las cosas pensando en las generaciones que están por venir...” Este fragmento pertenece al comentario editorial del último número de The Ecologist, en el que también firman Pedro Burruezo (“Agresiones industriales a los aún no nacidos”); Asociación Prodeni (“Abuso sexual y maltrato infantil”); Jean-Pierre Harvard (“Indígenas de Guyana. El valor de lo vernáculo”). Otros artículos, “¿Pañales convencionales o ecológicos? (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.