ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2017 > 2017/01 > “Terra nullius”, una ficción tenaz

En Australia, los aborígenes salen a la calle

“Terra nullius”, una ficción tenaz

Durante los Juegos Olímpicos de Sídney, en el año 2000, Australia celebró con júbilo la reconciliación nacional entre aborígenes y descendientes de migrantes europeos. La ceremonia de apertura puso en escena la historia de su pueblo primigenio y la atleta Cathy Freeman, de origen aborigen, encendió la llama olímpica. Diecisiete años más tarde, la cuestión del derecho a la tierra y de la deuda colonial vuelve a levantar ampollas entre la sociedad.

por Maxime Lancien, enero de 2017

El 30 de mayo de 2015, cerca de cien activistas se movilizaron en la isla Heirisson, en pleno centro de Perth (Australia Occidental). Estos aborígenes noongar acampaban allí desde el mes de marzo. Banderas con los colores de su nación –negro, amarillo y rojo– ondeaban sobre las casetas. La isla sagrada de Matargarup, como es denominada en lengua noongar, alberga la estatua de Yagan. En el siglo XIX, la cabeza de este jefe guerrero, considerado como un héroe de la resistencia frente a la colonización, estuvo expuesta en Liverpool como “curiosidad antropológica”. No fue repatriada hasta 1997. Mes a mes, los organizadores del campamento invitan a los ciudadanos, tanto blancos como negros, a discutir sobre los derechos de los aborígenes, convertidos en “refugiados en su propio país”.

El origen de esta movilización se remonta a noviembre de 2014. El primer ministro liberal de Australia Occidental, Colin Barnett, confirmó entonces la próxima (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.