ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2012 > 2012/04 > ¿Qué esconde el entusiasmo por las relocalizaciones?

¿Qué esconde el entusiasmo por las relocalizaciones?

El sector del automóvil se recupera; la industria alemana se exporta; la relocalización de las unidades de producción comienza a efectuarse… Pero detrás de las relocalizaciones se esconden realidades menos relucientes.

por Dominique Lévy y Gérard Duménil, abril de 2012

La prolongación de la crisis iniciada en 2008 puso un tema en el primer plano de los debates: la desindustrialización de los países “centrales” del sistema-mundo (Estados Unidos y Europa). El presidente estadounidense Barack Obama, quien comienza un año electoral, eligió esta cuestión como una de las líneas directrices de su campaña (junto con la lucha contra la industria financiera, responsable del primer episodio de la crisis, y la cuestión de las desigualdades). La palabra “insourcing”, la otra cara del outsourcing, es decir, la subcontratación, aparece en escena. La idea general es restablecer la producción industrial en el territorio nacional; lo que en Francia se denomina “relocalización”.

Es difícil poner en duda la urgente necesidad de un retorno de la industria, tras un movimiento masivo de la producción hacia las periferias. Puede verse allí una forma de hacer disminuir el desempleo y frenar la decadencia –relativa– de las economías centrales, pero (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Acceso gratuito a nuestros contenidos hasta el 12 de abril debido a la situación excepcional provocada por el COVID-19.

NECESITAMOS TU APOYO

La prensa libre e independiente está amenazada, es importante para la sociedad garantizar su permanencia y la difusión de sus ideas.

DossierCrisis y relocalización

Hubo una época, no tan lejana, en la que todo aquel que defendiese la industria era tildado de arcaico. De ahora en adelante, desde París hasta Washington, los candidatos a las elecciones presidenciales alaban las virtudes de la relocalización de la producción… que ellos mismos dejaron marchar. En Francia, Nicolas Sarkozy habla a menudo de empleo industrial, pero no se inmuta ante la instalación (...)
  • Industria, soporte del poder

    Laurent Carroué
    Los discursos sobre la “sociedad posindustrial del ocio” no impidieron que la producción industrial siguiera representando un papel fundamental en la organización de los territorios, la dinámica de los sistemas productivos y las relaciones de poder.
  • Seine-Saint Denis entre dos mundos

    Anaëlle Verzaux y Benoît Bréville
    No es fácil pasar del estatus de ciudad obrera del “cinturón rojo” al de municipio que acoge uno de los mayores centros de negocios de Île-de-France. He aquí un estudio realizado entre los asalariados y los habitantes.
    Miniatura del mapa

    Cartografía: Seine-Saint Denis entre dos mundos

    Miniatura del mapa

    Cartografía: Seine-Saint Denis entre dos mundos

    Recuadro: Studs Terkel, Working

    Recuadro: Rémi De Vos, Cassé

Cartografía

¿Qué esconde el entusiasmo por las relocalizaciones?

Miniatura del mapa

Artículo anterior

Industria, soporte del poder