ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2006 > 2006/05 > Por qué la rebelión francesa no se ha propagado en Italia

Por qué la rebelión francesa no se ha propagado en Italia

La mayor parte de los países europeos no vieron en la rebelión de la juventud francesa contra el Contrato de Primer Empleo (CPE) otra cosa que la violencia de algunas manifestaciones. En Italia la coalición liderada por Romado Prodi, él también partidario de la “flexibilización”, se cuidó muy bien de hacer de la revuelta francesa una de sus banderas.

por Rossana Rossanda, mayo de 2006

En Italia, el movimiento francés contra el Contrato de Primer Empleo (CPE) fue motivo de sorpresa. Salvo diarios explícitamente de izquierdas como Il manifesto y Liberazione, la prensa, si no lo ocultó, en todo caso lo subestimó. Ubicados en el centroizquierda, La Repubblica y el Corriere della sera, al igual que la cadena de televisión RAI 1, prefirieron hablar de una rebelión generacional y privilegiar los aspectos más violentos –al menos hasta que el movimiento desestabilizase al Gobierno francés.

No sólo las imágenes con llamas son más fotogénicas, sino que permiten no interrogarse sobre lo fundamental. Iniciada por estudiantes de secundaria y universitarios en lucha contra la precariedad del trabajo que bloquea sus futuros, esta rebelión involucró también por una parte a los profesores e incluso a rectores universitarios, por la otra a los sindicatos, por una vez todos unidos. Lo que significa que abarcó a distintas generaciones.

En Italia, todo el (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

Artículo anterior

Occidente contra Occidente