ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2006 > 2006/05 > Las inesperadas recetas de la reactivación japonesa

Lejos del modelo de Wall Street

Las inesperadas recetas de la reactivación japonesa

De acuerdo con un informe del Fondo Monetario Internacional, el crecimiento japonés se sitúa en los primeros puestos de los países occidentales (2,8% previsto para 2006). Un resultado vinculado con las exportaciones hacia los países emergentes como China (cuyo PIB crece un 9,5%), pero también con una regulación del Estado original, un alto nivel de I+D, un compromiso en la formación y una cierta moderación en la creación de valor para los accionistas. Lo cual prueba que se puede trazar una vía nacional de desarrollo. La negativa a aplicar en su totalidad las recetas estadounidenses no convierte a Japón en un modelo. Lo atestigua el auge de la precariedad laboral sobre todo entre los jóvenes, el incremento de las desigualdades y la violencia en las relaciones humanas.

por Stanford M. Jacoby, mayo de 2006

¿Japón está resurgiendo? El consumo de los hogares está creciendo y las condiciones de empleo son más favorables. Por primera vez en quince años, Toyota prevé contratar a 3 000 personas. Además el grupo está a punto de superar a General Motors y convertirse en el primer fabricante de automóviles a nivel mundial. Las empresas financieras y de servicios, por su parte, no se quedan atrás. El archipiélago no había vivido un crecimiento económico tan rápido desde finales de los años ochenta.

La reactivación comenzó hace cuatro años, pero son muchos los observadores extranjeros que no han reconocido todavía esta realidad. Tal vez prefieran –con una suerte de maligna alegría– oír hablar de las desgracias de este país. Tal vez esta reactivación resulte controvertida e incluso quimérica, porque va en contra del “saber” convencional.

De 1990 a 2001, Japón se había hundido en un marasmo. Los especialistas lo atribuyeron a su forma (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.