ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2018 > 2018/01 > Pequeños acuerdos con el wahabismo

Arabia Saudí: ¿Revolución en la “contrarrevolución”?

Pequeños acuerdos con el wahabismo

El príncipe Mohamed Bin Salmán, heredero al trono, pretende reformar el reino saudí en profundidad y en todos los ámbitos. Pero sus promesas de atacar las causas del extremismo no son necesariamente sinónimo de una “deswahabización” del país. Apoyo y garantes religiosos de la monarquía, los dignatarios wahabíes siempre han sabido adaptarse a los intentos de control precedentes.

por Nabil Mouline, enero de 2018

El rápido ascenso del príncipe Mohamed Bin Salmán abre una nueva página en la historia saudí. Por medio de escandalosas intervenciones y declaraciones, especialmente tras haber sido nombrado príncipe heredero en junio de 2017, el nuevo hombre fuerte de Riad dio a conocer su ambición: reconfigurar la esfera social saudí con el objetivo de monopolizar el poder, y controlar de cerca los ámbitos político, económico y diplomático. Pero para cumplir sus sueños absolutistas, tiene también que conseguir el control del recurso más importante (simbólico) del Reino: la religión. El llamamiento a un islam moderado, la autorización para que las mujeres puedan conducir, la convocatoria de conciertos musicales y la próxima reapertura de las salas de cine han sido interpretados como signos que plantean un proyecto inédito, e incluso revolucionario: la “deswahabización” de la sociedad y del régimen. Más allá del efecto anuncio, es importante volver la mirada a las (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.