ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2010 > 2010/06 > Noam Chomsky y sus difamadores

La razón como arma política

Noam Chomsky y sus difamadores

El New York Times, que sin embargo apenas le aprecia, dijo de Noam Chomsky que era “sin ninguna duda el intelectual vivo más importante”. Como lingüista revolucionó su disciplina, pero Chomsky es mucho más conocido en el mundo por su crítica al poder, inspirada en la tradición libertaria, por su disposición a hurgar con su pluma en todas partes y por las temibles críticas que siempre ha dirigido al “clero secular” de los intelectuales y de los periodistas.

por Jacques Bouveresse, junio de 2010

A aquéllos que lo acusaban de comportarse con su país como “el pájaro que ensucia su propio nido”, Karl Kraus les respondió que uno puede perfectamente, en determinadas circunstancias, sentirse en cambio ensuciado por su propio nido y sentir la legítima necesidad de convertirlo, de ser posible, un poco más limpio; lo que trajo como consecuencia el haberse “ganado el odio de la gente sucia en un grado tal que podría decirse incomparable en la historia de la vida intelectual”.

En muchos aspectos, Noam Chomsky se encuentra hoy en una situación muy parecida. Para buena parte del mundo intelectual que, después de todo, se adecua bastante bien a la suciedad que él denuncia, Chomsky es también el pájaro cuya principal actividad consiste en ensuciar el o los nidos de los cuales es física o espiritualmente (o en todo caso así debería considerarse) un ocupante; en primer lugar, por supuesto, Estados Unidos, (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

Recuadro

Extractos