ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2011 > 2011/12 > Los riesgos neoliberales de alimentarse

¿El bienestar de las corporaciones o la salud de la gente?

Los riesgos neoliberales de alimentarse

La alimentación actual tiene un metabolismo curioso: mientras las empresas de la agroindustria (Cargill, Nestlé, Glencore…) nos dan de comer, son ellas las que engordan. Una receta similar al parasitismo pero más cruel. Este sistema tiene otros efectos secundarios: nos alimenta mal y es un factor relevante en el aumento de obesidad, de diabetes, cáncer y enfermedades circulatorias en el mundo. Destruye los ecosistemas, ensucia las aguas y calienta la atmosfera. Además, es el responsable directo de la muerte, anualmente, de tres millones de personas, víctimas de infecciones tóxicas alimentarias.

por Gustavo Duch, diciembre de 2011

Hay pocos datos estadísticos mundiales sobre las enfermedades producidas por ingerir alimentos contaminados. Según las autoridades de higiene alimentaria de Singapur, que mantienen un sistema sanitario de los alimentos bastante estricto, unos 1.500 millones de personas en todo el mundo son afectadas anualmente por brotes de enfermedades cuya fuente de contagio son los alimentos. De ellas mueren tres millones. Por ejemplo, en EEUU se dan 76 millones de intoxicaciones alimentarias (26.000 casos por cada 100.000 habitantes, de los que 5.000 mueren), 2 millones en el Reino Unido (3.400 casos por cada 100.000 habitantes) y 750.000 en Francia (1.210 casos por cada 100.000 habitantes).

En algunas ocasiones la infección tóxica se produce al final de la cadena alimentaria, en el propio hogar, por ­descuidos en la conservación de los alimentos, por manipulación o cocción inadecuada, etc. y ahí los sistemas de control higiénico sanitarios de los alimentos lo tienen muy difícil para (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

P.-S.

LMD en español