ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2011 > 2011/11 > Lo que quiere el movimiento social chileno

Un dirigente estudiantil interpela

Lo que quiere el movimiento social chileno

Sigue y se intensifica, en Chile, la protesta social contra el gobierno neoliberal del presidente Sebastián Piñera. El movimiento estudiantil, que comenzó hace cinco meses la alzada, ha recibido el apoyo de organizaciones obreras y populares, el sostén de intelectuales y artistas, el respaldo del movimiento mapuche y de amplios sectores de la sociedad. Por eso la gesta social mantiene toda su vigencia. Además –como lo expone aquí Giorgio Jackson, uno de los principales dirigentes estudiantiles–, el movimiento ha demostrado una gran capacidad organizativa, una constante voluntad de lucha no-violenta –a pesar de la represión y de las amenazas contra su dirigencia– y una inagotable imaginación política para proponer soluciones. A contrapelo de los cálculos y pronósticos de las autoridades del Palacio de La Moneda, las reivindicaciones principales del movimiento estudiantil cuentan ya con 80% de respaldo de la opinión pública en Chile.

por Giorgio Jackson, noviembre de 2011

Desde hace más de seis meses, todas las reivindicaciones sectoriales del movimiento estudiantil chileno se han ido articulando a través de un eje central: la desigualdad estructural que impera en Chile. O sea la desigualdad organizada de tal modo que se perpetúe, ese ha sido el foco que nos permitió hacer emerger el descontento que estaba latente en amplios sectores de la sociedad y que no se expresaba en forma abierta, debido a un autocomplaciente discurso de las autoridades de Gobierno.

Una vez instaladas las demandas sectoriales ancladas en la idea de que éstas son justas porque hay una perpetuación de las desigualdades, el proceso comenzó a profundizarse y fuimos poco a poco entrando –junto a la ciudadanía– en los problemas de fondo. Al inicio, no era llegar y plantear el debate constitucional porque no iba a ser comprendido; ello requería un proceso de aprendizaje –de la sociedad en general y (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

P.-S.

LMD edición Chile