ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2019 > 2019/12 > Limpieza étnica en Papúa

Chivos emisarios en una Indonesia dividida

Limpieza étnica en Papúa

Una vez más se ha revolucionado Papúa. Para su segundo mandato, el presidente indonesio Joko Widodo se ha aliado con los militares y los conservadores islamistas, adeptos de mano dura y orden moral. Víctimas de múltiples atropellos, los papúes siguen reclamando el referéndum de autodeterminación del que fueron despojados por la dictadura en 1969.

por Philippe Pataud Célérier, diciembre de 2019

“¡No somos monos! ¡Referéndum! ¡Papúa libre!”, rezaban las pancartas que los manifestantes papúes proindependencia alzaban al aire para expresar su ira el pasado mes de agosto. Hombres, mujeres y niños se concentraron en el centro de las ciudades con el pecho y el rostro pintados con los colores de su bandera: “el lucero del alba”, blanco sobre fondo rojo, símbolo del pueblo papú dispuesto a derramar su sangre. La bandera fue izada por primera vez el 1 de diciembre de 1961, cuando los holandeses aceptaron que los papúes enarbolaran su emblema nacional junto a la de sus colonos. Sin embargo, dicha decisión escondía una doble intención, pues sabían que la recién proclamada República de Indonesia, que declaró su independencia el 17 de agosto de 1945, ambicionaba la anexión de Nueva Guinea Occidental, que permanecía bajo el dominio de los Países Bajos. Como cada año, con ocasión del Día de la (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.