ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2005 > 2005/09 > Las mujeres, el tabaco y la literatura

Las mujeres, el tabaco y la literatura

por Dubravka Ugresic, septiembre de 2005

En una vieja película ­soviética, El 41, inspirada en la novela de Boris Lavreniev, del mis­mo título, hay una escena que me hace pensar. La ­película cuenta la historia de una ­joven y valiente soldado del Ejército Rojo que ha capturado a un enemigo, un seductor oficial de la Guardia Blanca. Están allí, en una cabaña en pleno desierto, esperando el regreso de la unidad de la joven. La ­soldado del Ejército Rojo, cuyo gran corazón es refractario al dogmatismo, se enamora de su encantador ene­migo ideológico. En un momento, a su compañero le falta papel ­para liar un cigarrillo. Generosamente, ella le da a su prisionero el único objeto precioso que posee: una modesta libreta donde ha anotado algunos versos. El oficial blanco envuelve su tabaco en la poesía de la soldado y la hace desaparecer insolentemente en forma de humo, ante la mirada estupefacta de los espectadores.

¿Podemos imaginarnos (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

P.-S.

Este cuento forma parte de una recopilación titulada Ceci n’est pas un livre, a publicarse en septiembre de 2005 en Fayard, París.