Portada del sitio > Mensual > 2020 > 2020/09 > Las kellys de los grandes hoteles

Ritmos elevados y contratos cortos

Las kellys de los grandes hoteles

También en los hoteles de lujo las limpiadoras se ven sometidas a ritmos infernales, hasta el punto de que algunas aprovechan la hora de la comida para escaparse. Lo comprobamos en un prestigioso hotel de la costa vasca francesa.

por Marie Morgan, septiembre de 2020

8:30 de la mañana, en la planta baja de un apartahotel “de prestigio” de la costa vasca francesa. Los turistas están fuera, disfrutando de la brisa marina, de la playa y del sol tras largas semanas de confinamiento por la pandemia. La actividad es frenética: los doscientos apartamentos y habitaciones del apartahotel están completos. Las encargadas de la limpieza, de entre 18 y 57 años de edad, recogen la hoja de trabajo para el día. Se ha instaurado un código de color muy sencillo, especialmente para las muchas trabajadoras que vienen del otro lado de la frontera española: las habitaciones o apartamentos resaltados en amarillo son “de salida”, y toca limpiarlos a fondo; los marcados en rosa son simplemente “de estancia”. El objetivo no es tanto limpiar realmente las habitaciones sino “dar muestra de que hemos estado”, explica Michelle T., una limpiadora que ronda los 60 años y no tiene (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

NECESITAMOS TU APOYO

La prensa libre e independiente está amenazada, es importante para la sociedad garantizar su permanencia y la difusión de sus ideas.