ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2005 > 2005/01 > La reducción de la infancia

La reducción de la infancia

por Petra Mª Pérez Alonso-Geta, enero de 2005

Los tres principios básicos en la Convención sobre los Derechos del Niño de 1959 son los de protección, provisión y participación. Por primera vez se reconoce a los niños y niñas el ejercicio de la ciudadanía como sujetos de derechos. Hoy la consideración y relevancia social de la infancia es un hecho, a la vez que se reconocen e intenta respetar sus derechos.

Konrad Lorenz, en 1950, en uno de sus artículos más famosos, señala que los humanos utilizamos las diferencias morfológicas entre los bebés y los adultos como importantes claves para la protección. Argumenta que las características del infantilismo (cabeza y ojos grandes, extremidades cortas y gruesas, etc.) disparan mecanismos innatos para el afecto y la protección en los adultos. Producen en nosotros respuestas emocionales, que tienen un valor adaptativo incuestionable ya que tenemos que criar y proteger a nuestros niños.

Además, aunque cambiamos en nuestro desarrollo lo suficiente para que (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

P.-S.

Edición española

Artículo anterior

Contrapunto