ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2015 > 2015/02 > La paradoja de los empleos sin candidatos

Una buena noticia presentada como una catástrofe

La paradoja de los empleos sin candidatos

Si se creyera todo lo que se dice en Francia sobre los empleos vacantes o sin candidatos, el país contaría con auténticos yacimientos de contratos de trabajo. Como el aguijón de la coacción parece no picar lo suficiente, esas versiones alimentan una intención política; reforzar el control de los desempleados. Sin embargo las cifras que se exponen no demuestran lo que se pretende, sino todo lo contrario.

por Hadrien Clouet, febrero de 2015

El 19 de noviembre de 2014, el nuevo ministro francés de Empleo, François Rebsamen, hablando en radio France Inter, se mostró preocupado por la existencia de “cuatrocientos mil empleos disponibles y abandonados, porque no encuentran candidatos”. Esas declaraciones hacen eco a las “quinientos mil ofertas de trabajo sin respuesta” de las que hablaba Nicolas Sarkozy en una entrevista en el palacio del Elíseo, el 24 de agosto de 2008, no sin antes añadir: “Algunos no quieren trabajar”. Las cifras fluctúan según quien las comente, pero el argumento siempre es el mismo: “Seiscientos mil empleos vacantes: ¿los desocupados, realmente quieren trabajar?”, se preguntaba por ejemplo el locutor de radio Jean-Marc Morandini. En mayo de 2014, el Movimiento de Empresas de Francia (MEDEF) lanzó una campaña de comunicación en France Télévisions basada en la misma fácil ecuación. Sin embargo, periodistas y políticos manejan esas cifras sin conocer su origen ni su verdadero (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.