ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2012 > 2012/12 > La estela del Prestige

Consecuencias de un desastre

La estela del Prestige

El pasado 13 de noviembre arrancó en A Coruña el macrojuicio del desastre del Prestige, un petrolero que iba cargado con 77 000 toneladas de fuel oil de baja calidad, con bandera de Bahamas, y que registró hace diez años una fisura en uno de los tanques provocada por un fuerte temporal cuando se encontraba navegando a 28 millas de Fisterre. Las autoridades le dieron orden de alejarse de las costas gallegas. Pero el Prestige se partió en dos el 19 de noviembre de 2002. Lo que provocó la mayor catástrofe medioambiental registrada en España cuyas consecuencias aún se hacen sentir en Galicia. El juicio se prolongará hasta mayo de 2013.

Los damnificados esperan que la sanción sea ejemplar. Semejante a la que las autoridades estadounidenses impusieron a la empressa pétrolera BP causante del désastre de la plataforma Deepwater Horizon que provocó, en 2010, la muerte de 11 obreros y la peor marea negra del Golfo de México. Después de haber tenido que gastar 14 000 millones de dólares para detener la fuga de hidrocarburos, BP tuvo que pagar 8.000 millones de dólares a las víctimas del desastre. Y acaba de ser condenada por el departamento estadounidense de Justicia a abonar una nueva multa récord de 4.500 millones de dólares.

por Alicia Villegas, diciembre de 2012

El dueño de un bar de camino a la playa gallega de O Rostro señala la fotografía que tiene en sus manos:
— ¿Ves las galletas?
— ¿Qué galletas?
— Las galletas de petróleo.

En efecto, entre la fina arena de la playa salvaje de O Rostro, sobresalen varias piedras de color negruzco. Esta es, hoy día, la evidencia más visible de la marea negra que ocurrió hace diez años en la costa de Galicia. Las consecuencias más impactantes, sin embargo, son las menos perceptibles a simple vista.

El 13 de noviembre de 2002, el petrolero Prestige, con una carga de 77.000 toneladas de fuel, envió una señal de SOS. El navío tenía una fuga. Después de una operación que trató de alejar el Prestige de las costas gallegas, el buque se hundió el 20 de noviembre. El accidente se convirtió en una catástrofe medioambiental y económica para la (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

P.-S.

LMD en español