ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2018 > 2018/02 > La difícil construcción de la sanidad pública en Ecuador

Conquistas y retrocesos de la izquierda latinoamericana

La difícil construcción de la sanidad pública en Ecuador

Durante estos últimos diez años, el poder ecuatoriano ha intentado restaurar el papel del Estado, en particular garantizando a todos los ciudadanos el acceso a la asistencia médica: una actuación ambiciosa, pero a veces inexperta.

por Loïc Ramirez, febrero de 2018

“Sigchos nos da la bienvenida”, exclama el doctor César Molina mientras señala con el dedo el pico nevado que la luz del sol muestra a lo lejos. El ascenso a través de las montañas y bordeando barrancos dura una hora, hasta que nuestro vehículo finalmente llega al recientemente inaugurado hospital de Sigchos, en la provincia de Cotopaxi. Desde su apertura en enero de 2017, un centenar de personas trabajan en este establecimiento de sobria arquitectura moderna. La fachada muestra el símbolo nacional que introdujo el Gobierno del expresidente Rafael Correa (2007-2017): un círculo cromático, “marca del país”.

“Antes de la elección de Rafael Correa, más de un tercio del presupuesto nacional se destinaba directamente a organizaciones no gubernamentales [ONG]”, comentaba en 2010 Carlos Játiva, en ese momento embajador de Ecuador en París. El presidente Correa y su movimiento político Alianza País prometían un giro de ciento ochenta grados y la restauración (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

Recuadro

Pulsaciones