ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2010 > 2010/01 > Guinea Ecuatorial, dictadura y cleptocracia

La extraña impunidad del hijo de Obiang

Guinea Ecuatorial, dictadura y cleptocracia

Tras el informe realizado por Human Rights Watch (“Well Oiled, Oil and Human Rights in Equatorial Guinea”, 9 de julio de 2009), la ONG inglesa Global Witness también fustiga a los círculos dirigentes de Guinea Ecuatorial, ex colonia española y petrodictadura que produce 400.000 barriles de petróleo diarios, en su mayoría para el mercado estadounidense. Este último informe se publicó unos días antes de las fraudulentas elecciones presidenciales del 29 de noviembre pasado en las que el jefe del Estado, Teodoro Obiang Nguema, en el poder desde hace treinta años, obtuvo el 96,7% de los votos y ejercerá un nuevo mandato de siete años.

por Jean-Christophe Servant, enero de 2010

La investigación de Global Witness confirma sobre todo la presencia de un eslabón débil entre las personalidades africanas denunciadas en el caso de los “bienes mal adquiridos”: Teodoro Nguema Obiang Mangue, alias Teodorín, alias TNO, hijo del presidente de un país que tiene todos los rasgos de “la caricatura de una cleptocracia petrolera”, retomando las palabras del periodista estadounidense Peter Mass, autor del libro World, the violent Twilight of Oil. Mediante la malversación de los ingresos públicos obtenidos de la explotación de maderas preciosas y más tarde, desde el año 2000, de los provenientes de la extracción de petróleo, el círculo familiar de los Obiang habría reunido una fortuna estimada entre 500 y 700 millones de dólares. El 76% de la población ecuatoguineana –a pesar de un PIB oficial por habitante de 29 883 dólares– sigue viviendo bajo el umbral de la pobreza.

Tres asociaciones especializadas en la defensa de los (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.