ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2010 > 2010/01 > Un estrecho camino al futuro

Transición y dependencias en Mozambique

Un estrecho camino al futuro

Diecisiete años después de una larga y devastadora guerra civil (1975-1992), Mozambique está considerado como ejemplo de exitosa reconstrucción. Sin embargo, el país debe hacer frente a las carencias de una economía concebida, desde la colonización portuguesa, para satisfacer ante todo las necesidades de los países vecinos, especialmente Sudáfrica. La llegada de nuevos socios (Australia, Brasil, la India, etc.) podría cambiar la situación en los sectores claves de la energía, de las infraestructuras y de las minas.

por Augusta Conchiglia, enero de 2010

El primero de agosto pasado, en Caia, provincia de Sofala, en el corazón de Mozambique, el presidente Armando Guebuza inauguraba con gran pompa un puente sobre el Zambeze, cuarto río más largo de África. La ceremonia revestía particular importancia política y simbólica. En efecto, Zambezia, lugar en el que desemboca esta obra de arte, es una de las regiones más golpeadas por la guerra civil que, de 1977 a 1992, enfrentó al Frente de Liberación de Mozambique (FRELIMO), de ideología marxista en ese momento, y la Resistencia Nacional de Mozambique (RENAMO), respaldada por el régimen de apartheid sudafricano. Hace décadas que sus autoridades, al igual que todas las de la mitad norte de este país, de unos 3.000 kilómetros de extensión, reclamaban la construcción de un puente que las uniera con el sur, más rico, y sede del poder político.

La satisfacción del presidente Armando Guebuza es completa: en las elecciones (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Acceso gratuito a nuestros contenidos hasta el 12 de abril debido a la situación excepcional provocada por el COVID-19.

NECESITAMOS TU APOYO

La prensa libre e independiente está amenazada, es importante para la sociedad garantizar su permanencia y la difusión de sus ideas.