ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2011 > 2011/01 > Guerra de divisas, de mitos y de realidades

La huida hacia adelante de las grandes economías

Guerra de divisas, de mitos y de realidades

El 21 de noviembre, Irlanda solicitó la ayuda de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional. La especulación se reanudó al día siguiente, estimulada por el temor al contagio de la crisis en Portugal, en España… ¿No habían prometido los dirigentes de los países del G-20, en la reunión del 11 de noviembre, que enmendarían la situación mediante el establecimiento de las bases de un crecimiento “fuerte, duradero y equilibrado”? Con el alarde de sus respectivas quejas tan sólo han demostrado la fragilidad del sistema monetario internacional.

por Laurent L. Jacque, enero de 2011

La reunión de Presidentes y Jefes de Gobierno de los países del G-20 (que juntos representan el 90% de la economía mundial), tuvo lugar en Seúl el 11 y 12 de noviembre de 2010. El objetivo era reducir los grandes desequilibrios económicos y poner las bases para un crecimiento “fuerte, sostenible y equilibrado”. Pero esa reunión permitió sobre todo a sus participantes exponer sus reproches, demostrando así la fragilidad del sistema monetario internacional.

El ministro de Finanzas de Brasil, Guido Mantega –preocupado por la apreciación del real respecto del dólar y del yuan chino– fue el primero en hacer una llamada de atención, en septiembre pasado, al hablar de “guerra de monedas”. La expresión fue retomada poco después por el director general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn: “Tomo muy en serio la amenaza de una guerra de monedas, aunque sea latente”.

La impactante expresión remite a la Gran Depresión de (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.