ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2020 > 2020/02 > Explosiones químicas en cadena en China

Los daños humanos y medioambientales del crecimiento económico

Explosiones químicas en cadena en China

Los dirigentes chinos deben hacer frente a una contradicción: la industria química es contaminante y peligrosa para la población, pero constituye uno de los motores esenciales del crecimiento.

por Mohamed Larbi Bouguerra, febrero de 2020

El 21 de marzo de 2019, coincidiendo con la visita a Europa del presidente chino Xi Jinping, una explosión se cobró la vida de 78 personas y dejó 566 heridos en la planta química de la compañía Jiangsu Tianjiayi Chemical (JTC), en Yancheng (provincia de Jiangsu), a 250 kilómetros al noroeste de Shanghái. Esta fue la primera explosión que se produjo desde que comenzara el año del cerdo (según el calendario chino). Pero no fue la única, a lo largo del año se produjeron muchas más. En esta planta, que se construyó en el año 2007 cerca de una estación de trenes, trabajaban 195 operarios y se producía ácido 3-hidroxibenzoico, usado en la fabricación de parabenos (conservantes que se encuentran en cosméticos, fungicidas y agentes antimicrobianos), polímeros termoplásticos y anisol, un compuesto que se emplea en perfumería. La fábrica emitía humos tóxicos que invadían toda la ciudad. Dado que el (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.