ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2016 > 2016/05 > Esperanzas y simulacros de cambio en Irán

Electores reducidos a elegir entre “lo malo y lo peor”

Esperanzas y simulacros de cambio en Irán

El nuevo Parlamento iraní contará con menos ultraconservadores. No obstante, el juego electoral oculta las limitaciones de las posibles transformaciones sociales. Al mantener las esperanzas de cambio, los moderados y los reformadores que apoyan al presidente Hasan Rohani esperan hacer evolucionar sin rupturas un régimen cuya fuerza radica más en el fermento nacional que en el cemento islámico en la actualidad.

por Philippe Descamps y Shervin Ahmadi, mayo de 2016
JPEG - 290.8 KB
Philippe Descamps. - Fiesta de la Revolución, Teherán, febrero de 2016.

“¡Ni vencidos ni sometidos!”. En este 11 de febrero de 2016, la muchedumbre se anima alrededor de un turbante blanco. El presidente Hasan Rohani acaba de unirse al cortejo de la conmemoración anual de la Revolución en la avenida Azadi, una de las principales arterias de Teherán. El eslogan repetido a coro refleja la lectura del acuerdo nuclear realizado por la “calle”; o, por lo menos, por el pueblo llano que ha permanecido fiel al régimen, que marcha en una atmósfera más cercana a una kermesse que a un desfile revolucionario. Esta oportunidad de darse un baño de masas llega en el momento adecuado para el líder de los “moderados” tras sus éxitos diplomáticos y en vísperas de las elecciones legislativas del 26 de febrero y (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

Cartografía

Una “mularquía” constitucional

Miniatura del mapa

Otros mapas

Todos los mapas