ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2011 > 2011/08 > Entre dos mundos

El ‘descubrimiento’ de América

Entre dos mundos

Autor de la inolvidable novela El Túnel (1948), el escritor argentino Ernesto Sabato falleció el 30 de abril de 2011, casi centenario. Físico atómico en su juventud, abandonó la carrera de científico tras las bombas atómicas lanzadas sobre Japón en 1945, consagrándose a la literatura… y a la política. En 1984 presidió la Conadep (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas) que reseñó los crímenes de la última dictadura (1976-1983). Poco antes de cumplirse los 500 años del “descubrimiento” de América por Cristóbal Colón, en noviembre de 1991, Sabato dio a Le Monde diplomatique este texto, donde se manifiesta su amor por el idioma castellano.

por Ernesto Sabato, agosto de 2011

El término “descubrimiento” de América puede ser considerado propio de un vocabulario eurocéntrico despreciativo, que niega la existencia de las grandes culturas indígenas anteriores. Sin embargo, se lo ve de manera diferente si se considera que los europeos no las conocían previamente, y que sólo un exceso de amor propio puede atribuirle a esa palabra un sentido peyorativo. En cambio, es lamentable que se la siga utilizando cuando las mentes europeas más eminentes de esa época manifestaron su admiración por lo que se había hallado en el Nuevo Continente.

Sería más justo hablar del “encuentro de dos mundos”, y que se reconozcan y se lamenten las atrocidades cometidas por los dominadores. Reconocimiento que debería estar acompañado del examen de las consecuencias positivas, al cabo del tiempo, de la conquista hispánica. (…) Si la leyenda negra fuera una verdad absoluta, los descendientes de los indígenas sometidos deberían conservar un resentimiento atávico contra (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.