ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2011 > 2011/08 > El movimiento de los inmóviles

El movimiento de los inmóviles

Desde la plaza Tahir hasta la Puerta del Sol, los movimiemtos sociales de los últimos meses han hecho fracasar las órdenes de permanente movimiento que caracteriza
la ciudad neoliberal.

por Max Rousseau, agosto de 2011

La imagen de la calle como metáfora del pueblo movilizado contra la nueva injusticia social parece tener una aceptación universal: se llamó “la calle árabe” a los florecientes movimientos de protesta en Oriente Próximo y en el Magreb; un mítico conflicto –recientemente reactivado en Estados Unidos– oponía “Wall Street” a “Main Street”, mientras que a las numerosas manifestaciones registradas en Francia se las denominó "el poder de la calle". De la misma forma, el manifiesto del colectivo español Democracia Real Ya evoca ante todo en términos urbanos (los “hombres y mujeres de la calle”) a quienes se percibe como las principales víctimas de los dos procesos que cuestionan: la captación del poder y de las riquezas por una elite política y económica restringida pero compacta.

Al tomar como nombres Acampada Sol, Toma la plaza o No nos vamos, el movimiento español del 15 de mayo no utiliza sin embargo la calle (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.