ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2006 > 2006/08 > El último inmigrante

El último inmigrante

Una fábula inédita de Tahar Ben Jelloun

por Tahar Ben Jelloun, agosto de 2006

Esta mañana, el último inmigrante árabe –en realidad un bereber– acaba de abandonar el suelo francés. Tan­to el Primer Ministro como el ministro del Interior se trasladaron para asistir a esta partida y expresar a Mohamed Lemmigri el agradecimiento de Francia. Mohamed no estaba ni emocionado ni enojado. Simplemente estaba contento de volver para siempre a su país natal. Recibió de regalo un camello de peluche y una pequeña bandera roja, azul y blanca de un lado y del otro roja con una estrella verde en el medio. La agitaba sin convicción delante de las cámaras de televisión y de los fotógrafos que insistían para que les diera una gran sonrisa. Él prorrumpió en risa y se puso la doble bandera en un bolsillo de su sobretodo viejo.

Francia respira. Ya no tiene que resolver problemas para los que no estaba preparada. Pasa una pesada página de su historia colonial. Hoy (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

P.-S.

Fábula inédita.