ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2006 > 2006/08 > Para vender medicamentos, inventemos enfermedades

Nuevas técnicas publicitarias de la industria farmacéutica

Para vender medicamentos, inventemos enfermedades

El método ya había tenido éxito con el doctor Knock de Jules Romains: cada persona sana que entraba en su consulta, salía de ella enferma, y dispuesta a pagar lo que fuera para curarse. Tras haber tocado fondo en el mercado de las personas enfermas, actualmente algunas firmas famacéuticas se dirigen a las personas que gozan de buena salud para continuar creciendo. Y para esto utilizan las técnicas más avanzadas de publicidad.

por Alan Cassels y Ray Moynihan, agosto de 2006

Hace unos treinta años, el director de una de las más grandes empresas farmacéuticas del mundo hizo unas declaraciones muy esclarecedoras. Muy próximo a la jubilación, el muy dinámico director de Merck, Henry Gadsden, confió a la revista Fortune su desesperación al ver que el mercado potencial de su empresa estaba confinado sólo a los enfermos. Al explicar que hubiera preferido ver a Merck convertida en una suerte de Wrigley’s –fabricante y distribuidor de chicles– Gadsden declaró que desde hacía tiempo soñaba con producir medicamentos destinados a… los sanos. Porque, en ese caso, Merck tendría la posibilidad de “vender a todo el mundo”. Tres décadas más tarde, el sueño de Henri Gadsden se ha hecho realidad.

Las estrategias de márquetin de las más grandes empresas farmacéuticas se dirigen ahora a los sanos de manera agresiva. Los altibajos de la vida cotidiana se han vuelto desórdenes mentales, las quejas más comunes se (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

P.-S.

Este artículo es un extracto de su libro, Selling Sickness. How drug companies are turning us all into patients, Allen & Unwin, Crows Nest, Australia, 2005.