ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2006 > 2006/07 > El tercer saqueo del Congo

El tercer saqueo del Congo

La República Democrática del Congo (RDC) organiza, por primera vez desde 1960 elecciones generales el próximo 30 de julio. Esta consulta debe simbolizar la vuelta de la paz, después de una guerra –civil y regional– que causó tres millones de muertos de 1997 a 2003. Del resultado del voto depende la consolidación de un Estado exangüe cuyos recursos mineros son objeto de un verdadero pillaje internacional. Estas riquezas pueden explicar a su vez la voluntad de la Unión Europea de dirigir una fuerza de estas elecciones (leer el artículo de Raf Custers).

por Colette Braeckman, julio de 2006

Flacos, la cara blanqueada por el polvo, los mineros cantan con voz estentórea “esta tierra es la de nuestros antepasados, su cobre es nuestro”. Vociferando, hombres y niños rodean a las delegaciones que se suceden en el centro minero de Ruashi, cerca de Lubumbashi, en la República Democrática del Congo (RDC). Mwambe Kataki, Remy Ilunga y Pierre Kalume, hombres antes empleados por la poderosa Gecamines y reciclados como artesanos excavadores aseguran, en nombre de sus compañeros, que no los despedirán. Se proponen cerrar el paso a las grandes empresas que, tras años de guerra, vuelven a Katanga motivadas por las privatizaciones promovidas por el Gobierno de Joseph Kabila. Asimismo, en Kivu ex trabajadores de Kamituga amenazan a la empresa canadiense Banro con impedir la reanudación de la producción, y los desórdenes encienden la mina de Kilo-Moto en la región de Ituri. En efecto, las grandes empresas sólo contratarán a un (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

Cartografía

Las codiciadas riquezas de la República Democrática del Congo

Miniatura del mapa