ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2006 > 2006/07 > Los falsarios del “ecoturismo” en América Central

Los falsarios del “ecoturismo” en América Central

Las visitas al templo de Angkor en Camboya se han delegado en una sociedad de turismo; poblados históricos como el de Hue en Vietnam están sometidos a un flujo turístico no controlado… A pesar del eslogan de algunos parajes calificados de Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación (UNESCO), los objetivos financieros acaban por predominar en detrimento de esos parajes y de sus poblaciones. En efecto, la Organización Mundial de Turismo (OMT) ha promovido la idea del “ecoturismo”. Una palabra que suena bien a los oídos de los viajeros preocupados por la ecología... Pero, en ausencia de una definición precisa, tanto los gobiernos como los grupos privados ponen bajo este paraguas proyectos muy poco ecológicos incluso claramente antisociales. Así ocurre en algunos parajes de América Latina.

por Anne Vigna, julio de 2006

Al norte de Guatemala y de la Reserva de la Biosfera Maya (RBM), el área protegida más importante de América Central, el emplazamiento arqueológico de El Mirador era una joya bien guardada por la selva. Fuera de las comunidades locales y los arqueólogos, nadie sabía de la existencia de estas veintiséis ciudades mayas que datan del período preclásico y son entre 1.000 y 1.800 años más antiguas que los otros grandes emplazamientos mayas (Palenque, Copán, Tikal). Los especialistas consideran El Mirador la cuna de la civilización maya, dado que alberga las pirámides más altas construidas en Mesoamérica (147 metros de altura). El arqueólogo estadounidense Richard Hansen vio, en este patrimonio, una nueva mina de oro: “Aquí tenemos una combinación única de selva tropical y emplazamientos arqueológicos de valor incalculable, combinación que genera un potencial turístico enorme para Guatemala”.

Y que posibilita también la construcción de un complejo turístico que permita, según (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.