ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2016 > 2016/03 > El Robin Hood de la arquitectura

El chileno Alejandro Aravena, arquitecto del año

El Robin Hood de la arquitectura

por Olivier Namias, marzo de 2016

El 13 de enero de 2016, en Chicago, el empresario Thomas Pritzker desvelaba el nombre del trigésimo noveno galardonado con el premio que lleva su nombre. Ante la sorpresa general, coronaba a un arquitecto chileno, Alejandro Aravena, del estudio Elemental. A menudo presentado como el Nobel de Arquitectura, la recompensa atribuida por la fundación de la cadena de hoteles Hyatt, que dirige Pritzker, distingue habitualmente a profesionales consolidados: el anterior galardonado, Otto Frei, falleció a los noventa años, unos días antes de la proclamación oficial…

De 48 años de edad, Aravena no debe su distinción a la irresistible atracción que ejerce sobre las revistas de papel de gran gramaje, sino a realizaciones que tendrían como objetivo la erradicación de la pobreza y que estarían puestas al servicio de la mayoría. “Sus construcciones brindan oportunidades económicas a los más desfavorecidos, atenúan los efectos de las catástrofes naturales, reducen el consumo de energía (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.