ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2013 > 2013/07 > El éxito financiero de las Cajas Rurales

Rayos de luz en las tinieblas de la crisis

El éxito financiero de las Cajas Rurales

En tiempos de convulsiones financieras, un fenómeno bancario con medio siglo de existencia se mantiene saneado: las Cajas Rurales locales. Apenas una veintena en España, algunas de ellas con una única sucursal y con un ámbito de actuación que no supera una localidad de menos de diez mil habitantes. Su modelo de gestión es de cooperativa donde cada socio tiene un voto. Su ratio de solvencia supera con creces la del resto de bancos privados. Sus dirigentes no cobran y son elegidos en asambleas. Parece inverosímil, pero es una realidad que constatamos, por ejemplo, en tres localidades de Castilla-La Mancha.

julio de 2013

En las entidades financieras más saneadas en España, los presidentes y el resto de cargos electos no cobran ni un euro de sueldo, ni stock options, ni tendrán una pensión millonaria cuando se jubilen. Apenas veinte euros por cada reunión del consejo rector y en algunos casos ni eso. Hablamos de las Cajas Rurales locales. Para comprender lo que son este tipo de establecimientos debemos conocer que las entidades financieras en España se dividen, básicamente, en tres tipos: bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito. La crisis financiera ha provocado que la gran mayoría de las tradicionales cajas de ahorro, que nacieron promovidas por las administraciones públicas, se hayan convertido en bancos, previo hacer caja con las denominadas ‘preferentes’ entre cándidos inversores. Los bancos resultantes pueden ser de capital privado o incluso han acabado comprados por otros bancos (Caixabank, Liberbank), y otros han sido nacionalizados para evitar su bancarrota (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.