ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2010 > 2010/07 > Desestabilización en Bolivia

Rumores, mentiras y exageraciones

Desestabilización en Bolivia

En abril de 2009, el presidente estadounidense Barack Obama declaraba ante sus homólogos latinoamericanos: “Debemos aprender las lecciones de la historia [para] promover la paz”. La actitud de Washington durante el reciente golpe de Estado en Honduras indica que, a pesar de las promesas, las intervenciones estadounidenses podrían continuar en Latinoamérica, en algunas ocasiones conforme a modalidades inesperadas.

por Hernando Calvo Ospina, julio de 2010

Además de la “zanahoria” económica y de los “gruesos palos” de la intervención militar (a los cuales el reciente golpe de Estado en Honduras acaba de ofrecer un inesperado baño de juventud), a Estados Unidos no le falta inspiración para contener las veleidades de emancipación política de sus vecinos del sur. Uno de los métodos consiste en apoyar las reivindicaciones de emancipación política de las elites locales, cuyas “identidades” serían cuestionadas por… las políticas de redistribución de los gobiernos progresistas. Una estrategia utilizada en Nicaragua a comienzos de los años 1980. Y más recientemente, en Bolivia.

En diciembre de 2005, Evo Morales accedió a la presidencia de Bolivia. Apoyado por la pequeña burguesía urbana, el dirigente del Movimiento al Socialismo (MAS) sedujo también a las organizaciones indígenas, en una campaña en la que le dio gran importancia al discurso identitario. Pero el Estado plurinacional promovido por el MAS pronto suscitó una (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.