ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2009 > 2009/04 > Descenso a los infiernos

Asalariados acróbatas para trabajos sin red

Descenso a los infiernos

por Satoshi Kamata, abril de 2009

“Empujo la pesada puerta de hierro y entro al taller. Parece la puerta de entrada en el ascensor de una mina. Es como si uno pasara de una vida normal a una vida anormal, una suerte de descenso a los infiernos… […] Sin dejar de trabajar, pienso en algo aterrador: lo que estamos haciendo aquí no es un trabajo, es como un castigo. Entonces, ¿por qué sufrir sin decir nada? […] ¿Qué pecado cometimos para estar condenados a semejante faena? ¿Estarán castigándonos, a nosotros los obreros, por el simple hecho de querer llevar una vida normal?

Cuando se habla de racionalización, enseguida se piensa en algo muy razonable, teórico, pero […] para el obrero no es más que una restricción antirracional. […] Podría comparárselo con el sistema imperial, caracterizado por la irresponsabilidad. El jefe del equipo dice: “Esto que les digo es una orden que viene de arriba”. El capataz: “Les (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

P.-S.

Satoshi Kamata, Toyota. L’usine du désespoir (fragmentos). Demopolis, París, 2008, 264 páginas, 21 euros