ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2019 > 2019/09 > Cólera en Hong Kong, polvorín geopolítico

Intervencionismo de pekín, crisis identitaria y social

Cólera en Hong Kong, polvorín geopolítico

Comenzaron pidiendo la retirada del proyecto de ley sobre la extradición; ahora reclaman elecciones por sufragio universal. Los hongkoneses, que han salido a la calle por centenares de miles, no ceden pese a la represión del poder local y a las amenazas de los dirigentes chinos. Este conflicto llega en un mal momento para Pekín, pues Washington pretende contener su aumento de poder.

por Martine Bulard, septiembre de 2019

¡Cuán magníficas son las manifestaciones cuando tienen lugar bajo otros cielos! Los portadores de pancartas, sobre todo si son chinos o rusos, son entonces demócratas, pacifistas y responsables. En las antípodas de las hordas de unos “chalecos amarillos” violentos, obtusos, incluso fascistas.

De esta manera, el asalto al Consejo Legislativo (LegCo), el Parlamento de Hong Kong –con puertas reventadas y oficinas destruidas por algunos centenares de manifestantes–, el 1 de julio de 2019, se convierte en “la operación más audaz” (Le Point, 3 de julio de 2019), mientras que los grafitis en el Arco del Triunfo en París y las vitrinas expositoras rotas en su subsuelo, el 1 de diciembre de 2018, daban muestras de la furia de los alborotadores. La agresión a un periodista chino de Global Times, una de las voces oficiales de Pekín, agredido, atado y transportado en un carrito por las terminales del aeropuerto de Hong Kong, (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.