Portada del sitio > Mensual > 2023 > 2023/08 > Cincuenta años de utopía

Longo Maï: el viejo sueño que no cesa

Cincuenta años de utopía

Un nuevo mundo solidario y al margen de los imperativos de la rentabilidad: ¿cómo funciona? Pocos proyectos de este tipo pueden presumir de tener un pasado. Este es el caso de Longo Maï, en Provenza. Durante medio siglo se ha trabajado mucho y se ha discutido largamente. Las generaciones se suceden, las personas van y vienen, la aventura continúa.

por Anne Jourdain, agosto de 2023

“Recaudación de fondos para el primer pueblo pionero del sur de Francia. Seguimos necesitando: un tractor, semillas, materiales de construcción, 250 ovejas, maquinaria y herramientas de taller, 10 gansos, buenas ideas, 100.000 francos en billetes pequeños, un carnicero, albañiles y carpinteros, etc.”. Los transeúntes suizos no comprendieron de inmediato quién apelaba a su generosidad. Eran jóvenes. Unos treinta, que acababan de comprar un pobre terreno en Provenza, flanqueado por tres aldeas en ruinas, en Limans, al pie del monte de Lure. Todavía soplaban en sus velas las últimas brisas de Mayo del 68 y querían huir de las ciudades y de la sociedad de consumo. Así nació, hace cincuenta años, una cooperativa “agrícola-industrial” autogestionada. Eligió el premonitorio nombre de Longo Maï.

Roland Perrot, uno de sus fundadores, fue quien propuso instalarse en esta zona desolada. Siguiendo el consejo de un antiguo pastor que había conocido a Jean Giono en el cercano (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

NECESITAMOS TU APOYO

La prensa libre e independiente está amenazada, es importante para la sociedad garantizar su permanencia y la difusión de sus ideas.

Cartografía

Red de cooperativas Longo Maï

Miniatura del mapa

Artículo anterior

Y el yoga salvará el mundo

Artículo siguiente

Un plan para arrasar Alemania