ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2009 > 2009/07 > Balance y responso

Mario Benedetti

Balance y responso

Con el recientemente fallecido escritor uruguayo Mario Benedetti se operó un fenómeno que trasciende ampliamente el campo literario. Su figura y su obra se fusionaron en un solo polo de atracción con el que se identificaron millones de lectores, en particular jóvenes, de todo el mundo hispano. Pero esta evidencia no debe malograr la formulación del juicio crítico equilibrado y lúcido que su vasta literatura, no pocas veces tratada con injusticia, reclama.

por Osvaldo Gallone, julio de 2009

Mario Benedetti (1920-2009) fue tocado por el ángel de la masividad; vale decir, por el anhelo, la dicha y la maldición de cualquier escritor. Hay un perfil romántico –incluso aleccionador y vagamente compensatorio– del que están dotados la obra ignorada y el autor de culto minoritario. En cambio, la repercusión unánime abarata en la misma medida en que suscita un gesto de inocultable sospecha. Acaso por ello la crítica, en términos generales, ha oscilado respecto de Benedetti entre dos extremos poco aconsejables: la severidad condenatoria y la resignada complacencia.

El crítico Robert S. Thornberry señala: “Existe una tendencia lamentable a dejar que la simpatía o la aversión hacia el hombre y su leyenda mermen la facultad crítica”. En el caso de Benedetti, aversión y simpatía, hombre y leyenda, son categorías que se constituyen bajo la forma de una repercusión inédita respecto de la cual se pueden rastrear pocos antecedentes.

Integrante de la (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

P.-S.

LMD edición Cono Sur

Recuadro

Un hombre bueno