ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2009 > 2009/08 > Algunas reflexiones sobre la idea de un “New Deal ecológico”

Algunas reflexiones sobre la idea de un “New Deal ecológico”

¿Y si la solución a la crisis se denominara “ecología”? Nacido en el mundo de las finanzas, el actual “gran desorden” se ha transformado en marasmo económico con consecuencias dramáticas para la sociedad, especialmente en los países más pobres. Atenazados, los gobernantes sacan la artillería pesada. Miles de millones para sus amigos banqueros, planes para el sector del automóvil, programas de grandes obras…

Desde la convención que designó a Barack Obama candidato demócrata para las elecciones presidenciales se alegó la necesidad de un nuevo New Deal (nuevo acuerdo), nombre dado a las medidas económicas y sociales del presidente estadounidense Franklin Roosevelt durante la Gran Depresión de los años 1930. Más tarde, el concepto se enriqueció con el adjetivo “verde”, un color decididamente a la moda del que convendría recubrir los planes de relanzamiento. La movilización
de la economía mundial a favor de las tecnologías llamadas “limpias” sería la mejor apuesta para combatir el cambio climático, arreglar el problema de los recursos no renovables y crear empleos. La idea seduce, puesto que hay amenazas inminentes en materia de polución, de inseguridad energética, de penuria creciente de agua dulce, de deterioro de los ecosistemas, etc. Sin embargo, a condición de que no se trate de un revestimiento ideológico que permita a los poderes lavarse la conciencia y dar una nueva virginidad al capitalismo que, aunque sea verde, siga siendo capitalismo, cuando el verdadero desafío es romper con los mecanismos del mercado.

por Peter Custers, agosto de 2009

Desde hace algunos meses, la idea de un “New Deal ecológico” seduce a un creciente número de dirigentes políticos en el mundo entero. En respuesta a la crisis financiera, los gobiernos de los grandes países capitalistas, así como las potencias emergentes de Asia recurren a todo tipo de medidas para intentar frenar la recesión y sacar a sus economías del marasmo. Las autoridades estadounidenses y chinas han decidido, por lo tanto, invertir en el mejoramiento de la infraestructura pública, así como en la producción de energías renovables. Sin embargo, las virtudes sociales y ecológicas atribuidas a este tipo de medidas deben analizarse con cuidado.

Aun cuando se asista a un incuestionable giro de las políticas neoliberales implementadas hace algunas décadas, la cuestión continúa siendo saber si la noción de “New Deal ecológico” es realmente adecuada para designar esta nueva orientación. Más aún cuando la expresión se impuso en el vocabulario de (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.