ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2005 > 2005/09 > Una nueva era para los Hermanos Musulmanes

Crisis del sistema político egipcio

Una nueva era para los Hermanos Musulmanes

Un viento democratizador se ha levantado sobre Egipto, con la multiplicación de manifestaciones que reclaman reformas. Marcado por las desigualdades, el país trata de sacudirse la capa que convierte la vida política en un teatro de cartón piedra. El islam funciona como estandarte de muchos actores, pero sus diversas interpretaciones suscitan debates, incluso en el seno de la poderosa organización de los Hermanos Musulmanes.

por Hussam Tammam, septiembre de 2005

La realización de unas elecciones presidenciales con candida­­tu­ras múltiples el 7 de sep­­tiembre, gracias a la enmienda del artículo 76 de la Constitución, ha modificado el paisaje político egipcio. Muchos observadores creyeron que los Her­ma­nos Musulmanes utilizarían es­ta coyuntura para conseguir un margen de libertad más importante. Sin embargo, se ha producido lo con­­trario, dado que la organización pasa por una crisis sin pre­ce­dentes.

Al salir de la cárcel a comienzos de los años setenta, los Herma­nos Musulmanes pensaron que el campo político, marcado por un mul­tipartidismo bajo control del Estado, no era compatible con su objetivo, que era fundar un Estado islámico. Su desconfianza respecto del régimen político existente y la certidumbre de que era inevi­table un enfrentamiento con él reforzaron esta convicción. Conclu­yeron entonces que la realización de su objetivo requería la construcción de una estructura ajena al Estado y a sus aparatos de seguri­dad. Pensaban así responder a (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.