ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2019 > 2019/03 > Una filosofía basada en el desprecio

Las elites frente a los “chalecos amarillos”

Una filosofía basada en el desprecio

Emmanuel Macron, desde que llegó a la presidencia de la República Francesa, ha equiparado a menudo a las clases populares con un grupo de holgazanes incultos y escandalosos. De esta manera, se aleja de la duplicidad de los sucesivos jefes de Estado con respecto a los entornos desfavorecidos: comprenderlos en teoría, pero pasar por alto sus reivindicaciones y, sobre todo, ignorar la dominación estructural de la que son objeto.

por Bernard Pudal, marzo de 2019

“Je vous ‘hais’, compris?”: este lema escrito a rotulador en muchos chalecos amarillos resume en un eslogan la actitud de Emmanuel Macron y la célebre frase del general De Gaulle, frase modelo del lenguaje de los políticos, plagado de doble sentidos. Además de las múltiples reivindicaciones sociales y fiscales de los “chalecos amarillos”, una constante entre los miembros del movimiento es la convicción de que las “elites” ignoran todo acerca de sus condiciones de subsistencia, sus formas de vida y que encima les parecen despreciables. En las rotondas se recuerdan sin cesar las “frasecitas” con las que Macron ha desvelado su concepción del “pueblo” francés: asalariados “analfabetos”, beneficiarios de rentas mínimas que cuestan una “pasta gansa”, “vagos”, “cínicos”, “extremistas”, “personas que no son nada”, “basta con cruzar la calle para encontrar un trabajo”, etc.

A la eterna pregunta de “¿Qué es el pueblo?”, el presidente responde: “Son los que hay que (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.